Miguel Bosé: «Site sumba eloido te escuchan conlaser la nasa»

Miguel Bosé: «Site sumba eloido te escuchan conlaser la nasa»

«La élite no podrá conmigo, ¡yo soy la resistencia!»

Miguel Bosé vuelve a destapar los planes estratégicos de la élite para la dominación del mundo. “Site sumba eloido te escuchan conlaser la nasa” podía leerse esta mañana en la fachada de su residencia madrileña. Reconociendo la autoría de la pintada, Miguel Bosé desvela ahora una nueva trama en la que avisa a la población sobre el control que ejerce la NASA sobre ella. “Nos escuchan a larga distancia desde los satélites por dispositivos de emisión de ondas, lo he visto en Google” declaraba el cantante y periodista de investigación.

La teoría de Miguel Bosé sostiene que Bill Gates podría estar moviendo los hilos para instaurar un nuevo orden mundial. “Todo encaja, Gates en inglés significa puertas y cuando una puerta se cierra se abre una ventana. Por la ventana entra la luz del sol y ¿qué ocurre cuando sale el sol?, que canta el gallo. Los gallos y las gallinas tienen pollos que acaban en la pollería donde los asan y… ¿qué palabra obtienes si escribes asan al revés? ¿eh? ¡NASA! No hay más ciego que el que no quiere ver” sentenciaba mientras sonreía girando la cabeza de izquierda a derecha.

“Cuando quiero soy invisible al sistema y últimamente también a las discográficas”

Buscando tranquilizar a sus seguidores, Miguel Bosé compartía recomendaciones para esquivar las ondas espías. “Siempre que tengo que hablar de cosas importantes me pongo una gorra con el interior forrado de papel de aluminio. Si me pilla en la calle es cierto que se me pone la cabeza más caliente que una vitrocerámica al 9, pero así nunca sabrán si al camello que me pasa los alucinógenos le pido setas o marihuana”.

Al cierre de esta edición nos llegaba la noticia de que el artista se había desplazado hasta la costa atlántica donde alquiló una patera. Luego se montó en ella y remando puso rumbo mar adentro gritando “¡voy a demostrar que la tierra es plana, si fuera redonda se llamaría redondeta y no planeta!”. Su aventura duró poco, a los tres minutos de remar estaba más cansado que la maraca de un brujo y a voces rogaba que lo rescatasen, “¡es redonda!, ahora que me fijo a lo lejos se ve una curvita”. Miguel Bosé ha pasado de cantar en escenarios a dar el cante en redes sociales donde sin duda sigue cosechando éxitos. 

Compártelo: