Investigadores de Machokistan probarán en humanos una vacuna para curar la homosexualidad

Investigadores de Machokistan probarán en humanos una vacuna para curar la homosexualidad

La ciencia arroja esperanza para una enfermedad crónica hasta el momento.

Tras 5 años de arduo trabajo, investigadores de la universidad de Marik Oneshal Kharaho en Machokistan creen estar más cerca que nunca de una vacuna definitiva para curar la homosexualidad.

Hasta hoy sus estudios han sido probados únicamente en chimpancés, obteniendo resultados realmente alentadores. “Por desgracia esta enfermedad también afecta a los primates, se pensaba que cuando un macho sometía sexualmente a otro era señal de dominación, pero tras observarlos detenidamente nos dimos cuenta de que estos ejemplares también eran capaces de diferenciar distintas tonalidades de amarillo en los plátanos, siendo ésta una cualidad exclusiva de las hembras”.

El equipo de científicos ha iniciado la fase de selección de candidatos enfermos, aunque sin mucho éxito ya que según sus estudios demográficos Machokistan es un país libre de homosexuales y aquellos que alguna vez fueron llevados ante un juez por practicar la sodomía cambiaron su orientación sexual milagrosamente. “Hacemos un llamamiento a los países vecinos para que nos envíen a sus gays, si la vacuna resulta efectiva se los devolveremos tan machos que no llorarían ni aunque les arranquen los ojos” comenta el director de la investigación.

Organismos como El Vaticano, el ejército de los Estados Unidos o el Club de fans de Bertín Osborne han mostrado especial interés por el desarrollo de esta investigación y ya se han inscrito en el listado de futuros compradores de la vacuna, aunque entendemos que con fines preventivos puesto que es bien sabido que los integrantes de dichos organismos son varones sanos.

A la pregunta de si tienen previsto el desarrollo de otra posible vacuna enfocada a las hembras contagiadas de lesbianismo declaraban “a día de hoy no se encuentra entre nuestras prioridades, además ver a dos mujeres atractivas llevando a cabo esa práctica no resulta molesto para los hombres, es una enfermedad con la que pensamos podemos convivir e incluso normalizar”.

Compártelo: