Agotadas en un solo día las plazas para el primer curso online de «Youtuber & Gilipoller»

Agotadas en un solo días las plazas para el primer curso online de «YouTuber & Gilipoller»

Los jóvenes de ahora ya no sueñan con ser futbolistas, el futuro está en YouTube.

La Escuela Superior de Influencers anunciaba esta semana el lanzamiento de un nuevo curso online pionero en el área de las redes sociales y esperado por millones de millennials españoles, el título oficial de Youtuber & Gilipoller.

Las plazas para la inscripción al mismo fueron agotadas en menos de una hora desde la publicación del curso, dejando sin opciones a innumerables candidatos que de igual manera no hubieran podido optar a la titulación dado el altísimo nivel de exigencia en cuanto a requisitos se refiere. Enumeramos a continuación las condiciones necesarias para cursar los estudios:

Edad. Tener entre 15 años y 35 años, siempre que la madurez mental no sobrepase la de un preadolescente.

Indumentaria. Vestir como si te hubieras caído por el ojo patio del bloque y fueras aterrizando por los tendederos de todas las vecinas.

Complementos. Ponerte una gorra inclinada hacia atrás hasta el punto en el que la visera no haga sombra en tu cara si te da el sol, puesto que es un complemento sin utilidad alguna.

Voz. Hablar a voces como cuando tu madre te grita en la playa para que no te metas donde cubre.

Lenguaje corporal. Mover tus manos como si fueras un rapero del Bronx, aunque seas más blanco que una pared encalada y lo más parecido a rap que hayas escuchado sea el último single de Paquirrín.

Titulación. Ninguna, aquellos que hubiesen obtenido la ESO quedarán automáticamente descartados. La única cultura permisible será la adquirida viendo “Mujeres y Hombres y Viceversa” o en su defecto “Gran Hermano”.

Nivel de inteligencia. Demostrar el mismo que una mosca tratando de atravesar un cristal.

Habilidades. Carecer de instinto de supervivencia y manifestar inclinación hacia situaciones en las que se pueda perder la vida con facilidad, como tragarse 20 caramelos Halls y medio litro de Coca Cola, inhalar un condón por la nariz y sacarlo por la boca o comer pastillas de detergente.

Como consuelo, aquellos candidatos que fueron descartados cuentan con todo un año por delante para reunir todos los requisitos, porque lo que es ponerse a trabajar eso ya es cosa de los padres.

Compártelo: